Facebook Twitter Google +1     Admin

Hablando con el viento.

Después de mi primera década con una educación religiosa, llegó la segunda totalmente liberal en la que empecé a descubrir que las virtudes teologales no eran un teorema.

Con el tiempo fui descubriendo “América” y demostrándome que en esta vida “todo es según del color del cristal con que se mira” hasta que me topé en la tercera década con el materialismo puro y duro.

A partir de ahí, la vida toma tantos caminos que todo es una continua bifurcación, un tremendo devenir de acontecimientos y decisiones que traerán sus respectivas consecuencias.

A lo que iba. ¿Los Reyes Magos? Pues desde el punto de vista materialista: un negocio comercial. Desde el prisma liberal: un acontecimiento manipulado por la historia y por la sociedad. Visto religiosamente: una parafernalia clerical, necesaria para la supervivencia del grupo. Amén de otras tantas celebraciones del calendario gregoriano.

En fin; lo bueno llega cuando confluyen todos los caminos en uno sólo. ¡Atasco mental! Los guajes entran en la rueda del sistema y hay que tomar la decisión. ¿Sigo con la enseñanza apócrifa y dudosa o nado a favor de la corriente?

Desde que nacieron mis hijos (y entré en la rueda social) los regalos de navidad son entregados en fecha 25/12 y no precisamente por tener ideas republicanas ni monárquicas asociadas al final del adviento, sino mas bien por encontrar el tiempo de ocio vacacional de los críos. ¡Qué disfruten de los juguetes durante la ausencia escolar de las navidades antes de volver al cole!

Pretendo con ello, dar a entender que los agasajos entre nosotros, nada tienen que ver con la religión, ni con la política de turno y mucho menos con el merchandising que nos inunda.

A día de hoy, ignoro si lo conseguiré. El tiempo lo dirá. Al menos trato de no mezclar las churras con las merinas, por si acaso.

Concluyendo (que es gerundio), ¿Reyes Magos? ¿Noel? ¿Viernes negro? Nada sirve. Todo vale.

Sabemos que de los 8.000 millones de habitantes de este planeta, muy pocos tienen el privilegio de regalar y ser regalados. Al menos, comercialmente como nos lo inculcaron desde pequeños.

Los buenos propósitos que todos los años deseamos en esta época, se diluyen al poco tiempo en la telaraña social que el sistema tiene preparado para su propia subsistencia.

Collacios, disfrutar del presente. Con o sin regalos. Importa el ahora. El después es futuro y el pretérito ya se fue.

Un rey al que admiro es a este: El rey Crimson.

Un abrazu.

Miércoles, 05 de Enero de 2022 21:32. Autor: Jorge #. Actualidad

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comJorge

Ye que los conocimientos que tengo del inglés son muy raquíticos, casi casi que nulos. Tiro de traductor contínuamente.
Así que no puedo valorar la traducción por esi motivo.
Cuando estudiaba en el instituto tan solo me tocó dar francés. El inglés llegó mas tarde y no cogí esi bus.

Fecha: 06/01/2022 17:56.


http://collaciosdeuxo.blogia.com/feeds/comments/full

gravatar.comJose

allright, keep talking to the wind and ... who knows ? you could find the answers blowing in that wind you are talking to. Someone said that some time ago.

Fecha: 08/01/2022 10:37.


http://collaciosdeuxo.blogia.com/feeds/comments/full

gravatar.comJorge

Vaya lío. Otra vez a tirar de traductor.

Fecha: 08/01/2022 11:12.


http://collaciosdeuxo.blogia.com/feeds/comments/full

gravatar.comJorge

Ya está.
Pregúntailo a Bob Dylan. Seguro que él ya lo hizo primero que yo.

Fecha: 08/01/2022 12:00.


http://collaciosdeuxo.blogia.com/feeds/comments/full

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris