Facebook Twitter Google +1     Admin

Esto es todo #1

En 2001 salió a la venta uno de los discos debut mas aclamados de los últimos años. Unos desconocidos The Strokes (cinco niños bien, entre los que se encontraban el hijo del propietario de una de las más reputadas, con perdón, agencias de modelos, y el vástago del músico Albert Hammond), despachaban un vinilo del que Rolling Stone dijo que “estaba hecho del material de las leyendas”.

Desde Velvet Underground hasta Televisión, pasando por un indeterminado número de míticas bandas, los Strokes se nutrían, sin caer en el pastiche, de una variedad de influencias, convenientemente pasadas por la túrmix. Es cierto que en algunas canciones, dichas influencias casi rayaban en el plagio, pero el resultado final resultó tan óptimo que los chicos jamás pudieron repetir la jugada. Está claro que la bomba nunca cae dos veces en el mismo sitio.

Viernes, 19 de Noviembre de 2021 16:57. Autor: Javier #. sin tema

Comentarios > Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris